Límites

-Laura Casielles

Entre tú y yo el límite es un momento oportuno.

Entre una semilla y un bosque el límite es una estación de lluvias.
Entre cerca y lejos, el límite es cuestión de perspectiva.

Entre mi país y el vecino el límite son quince kilómetros de agua.
Entre mi país y el vecino el límite es una cadena de montañas.

Entre mi país y el vecino el límite es un momento en el que se rompió la historia.

Entre un grano de arena y otro el límite apenas se ve,

entre dos gotas de agua no hay límite,

entre una piedra y otra el límite es un roce.

Entre un roce y el fuego,

el límite no sabemos si es la suerte o una revelación.

Sí: a veces, el limite entre dos mundos posibles

es algo diminuto: el límite entre un pez y un dinosaurio,

por ejemplo,

que es salir del agua.

Entre un límite y otro, el límite es una sucesión de oportunidades.

Entre un sueño y una posibilidad, el límite es un paso decidido.

Entre un cuerpo y otro cuerpo el límite podría ser una pregunta adecuada,

o tal vez la noche.

El límite entre un perro y la luna nunca ha sido ladrar.

Entre esta vida

y otra vida posible

el límite es lo que logremos hacer.

Todas las veces que he dicho límite,

tal vez podría haber dicho puerta.