La llave

-Luz Pichel

Es estrecha la acera y no caben los pies no hay donde se posen con sentidito todo es andar y andar zapato negro sin tino sin huella los coches a saltos la gente a las locas metidos en los abrigos

La gente a las locas los coches al roce de las bolsas de los brazos de los sombreros los bastoncitos

Leila recoge con las manos la larga capa resbaladío el suelo

un hombrito ahonda la cabeza en la taza en la gorra             nadie dice buena tarde buena noche que tal el día como te fue en el río en el monte en la feria      y esas criaturas? Nadie dice loaria marola maré maruxía brétema silvamar

Hay una luz sin fuente ni raíz una luz de tardecita nébula sin faroles luz de gato asfaltado mixturado con nube de diciembre y frío frío frío frío frío zapato gris oscuro color continuo así en la tierra como en el cielo una sábana agrisada sobre el mundo

Luz de bocanoche sin oración ni nombre ni casa ni portal ni pan ni panadero ni olor a haciendo pan ni cobertizo donde pedir posada

Leila allégase aquí sin haber ido a ninguna parte casi nunca nunca nunca nunca nunca

Y entonces descúbrese muéstrase surge como aparecida cosita menuda juguete artefacto bichito refulgente en tanta negrura la llave perdida a la vera del sumidero

un brillo que brinca metálico delante de la triste bota

su huella pequeña en forma de llave su luz chiquita luz de candil de dentro luz de túnel luz de azogue luz que de un material corazón o de un hueco saca provecho llave bien hechita mira que mona que agasajo que de repente que sin aviso

que ya está en esta mano ahora en la bolsa zapato rojo pañuelo de flores alredor del cuello boca de color naranja cachetes azules llave que en ella congrega la luz toda     la magia

el hechizo        el encanto       el ilusionismo.

To to toooodo se puede abrir ahora que la cabeza está en lo suyo toooodo se puede decir cantar gritar ahora que la cabeza         tooodo baixamar morea toxo carpaza carballo roseira orela marela cuxo

todas las claridades son agora posibles.